Albisteak

 

Los ayuntamientos de Abanto-Zierbena, Muskiz y Ortuella han unido fuerzas para plantarle cara a las agresiones sexistas en sus respectivas fiestas patronales. Así lo han expresado los alcaldes de estos tres municipios, quienes han comparecido de manera conjunta para dar a conocer la campaña que lleva como nombre “Las mujeres queremos ser libres, no valientes”.

“Hoy en día nos enfrentamos ante la realidad de que el ocio y ligar van de la mano con unas connotaciones sexistas muy marcadas que las jóvenes asumen y que pueden llegar a ser peligrosas”, destacaron los responsables municipales. “Muchas veces –advirtieron- no somos conscientes de ello”. En tal sentido, apuntaron que “ciertos comportamientos denigrantes pueden provocar situaciones graves, tanto a nivel de seguridad, como de generar exclusión tanto de las mujeres como víctimas como de los hombres como agresores”.

Por tales motivos, subrayaron que en sus respectivas localidades quieren disfrutar de unas fiestas “basadas en el respeto, la igualdad y libre de agresiones sexuales”. En otras palabras, se trata de mantener una “actitud de tolerancia cero hacia toda actitud sexista”. “Deseamos que las mujeres puedan disfrutar y divertirse sin que su seguridad y sus derechos sean vulnerados”, remarcaron. Por ello, defendieron unas relaciones “basadas en el respeto”. “Cuando se dice no, es no”, remarcaron.

En ese contexto, Saulo Nebreda ha señalado que Ortuella –cuyas fiestas patronales comienzan este viernes- se sumará a la campaña realizada por los municipios de Abanto-Zierbena y Muskiz en años anteriores. El objetivo, apuntó, será la “prevención de la violencia sexista entre jóvenes en el contexto de fiestas, empoderando a las mujeres y educando en valores a toda la ciudadanía en general”.

Distintas acciones

Para ello, dos educadoras con experiencia en materia de prevención e igualdad de género realizarán una intervención de calle, consistente en proporcionar a los y las jóvenes “información, pautas y herramientas para enfrentar la violencia machista y prevenir las agresiones sexistas, a través de reparto de diversos materiales, dinámicas y elementos atractivos”, todo ello con una “imagen joven como referente” y un “lenguaje cercano”. “Se trata de acercar a la población juvenil la información de forma directa y sencilla para que tanto chicas como chicos puedan disfrutar con libertad de las fiestas”, explicó.

Asimismo, durante el primer fin de semana de fiestas se aprovechará el momento de gran afluencia de jóvenes para colocar un stand en el recinto festivo, donde se repartirá el denominado “kit de igualdad”, destinado a jóvenes entre 15 y 35 años. Se trata de una bolsa de papel kraf morada que lleva los siguientes elementos: chapas, tarjeta plastificada con pautas contra agresiones y teléfonos de interés, flyer con información general y silbatos.

La campaña también incluirá la colocación de una lona gigante en el recinto festivo y la entrega de mil lanyard –cordones para los vasos reutilizables de las fiestas- que se repartirán en las txoznas. En el recinto festivo también se reproducirá una cuña con el eslogan de esta iniciativa, dirigida a hacer frente a las agresiones machistas.